domingo, 21 de septiembre de 2008

Science killed the mythology stars



La Ciencia mató a las estrellas de la mitología.
Hemos llegado bien lejos. Según desde donde lo veamos, claro. Yo lo veo desde arriba, como queriendo ir un paso por delante. Será que aún me queda algo de ilusión por alcanzar momentos mejores.
No sé bien cuándo empezó el género humano a distinguirse del resto de animales. Pero así sucedió: Somos capaces de explicar el Mundo. Nos hicimos tan conscientes de lo que nos rodea, que llegamos a reflexionar sobre ello. Y cuando reflexionas, amigo mío, estás perdido...
Es broma. Pero es la clave de lo que nos hace únicos.

Francamente, no veo a un chimpancé intentando persuadir a otro de que su visión de nuestro lugar en el Mundo es más razonable o más verdadera que la del otro. Reflexionar es el "peligro" que tiene.
Como filólogo, de la comunicación (humana o animal) esto es lo que más me llama la atención. Los seres humanos parecemos ser los únicos que nos planteamos de dónde venimos, y por tanto, quiénes somos, y adónde vamos. Y justo desde el momento en que somos conscientes de nuestra identidad, vemos entonces el Mundo como algo ajeno, que requiere su propia explicación.

He aquí la gran diferencia: Los animales SON porque pertenecen al Mundo, y nosotros ESTAMOS en el Mundo, pero pensamos que nos pertenece. Esto tiene unos efectos evidentes en el hecho de que los animales son parte del sistema, del eco-sistema, y los humanos nos hemos visto, hasta ahora, por encima del sistema. Por eso nosotros contaminamos y ellos no.

Un punto a tener muy en cuenta es el hecho de la evolución. Honestamente, que a estas alturas haya quien sigue hablando de la evolución como una "teoría", me parece que vive fuera de la realidad. Pero claro, así también a mí me podrán decir que esto es sólo mi opinión, en fin.
Yo veo la evolución no solamente como la explicación a "de dónde venimos" y "quiénes somos". Quiero decir que la Historia no se ha terminado. Nunca termina.
Es cierto que hemos evolucionado como especie hasta llegar a ser Homo Sapiens Sapiens, pero (y ésta siempre me ha parecido una analogía preciosa y muy cierta) igual que en la vida de una persona, la Humanidad ha ido creciendo desde la infancia hacia la madurez.

En pocas palabras, una vez "completa" nuestra evolución física, faltaba la evolución del pensamiento.

La visión del Mundo de las primeras civilizaciones se ve hoy día como simple, ingenua... como un cuento infantil. Nuestra mente lógica nos hacía pensar que, del mismo modo que nosotros nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, al Mundo tenía que pasarle lo mismo. ¿Y cómo nace el Mundo? Pues de una madre, o de un padre. O de ambos. Los creadores. Los dioses.

Hemos puesto a los dioses como respuesta a casi todo a lo largo de nuestra historia. Como quien justifica sus actos por ser hijo de quien es. Y hemos vivido durante siglos, durante milenios, convencidos, por las buenas o por las malas, de que así eran las cosas.
Y no sólo eso. Lejos, lejísimos de nuestros primos, los primates, nos hemos esforzado mucho por someter bajo nuestra visión del Mundo a cualquiera que no la compartiese.

A pesar de todo, y aunque tantas veces se haya combatido, la libertad para dudar, el mecanismo de nuestra mente que nos obliga a no creer a ciegas, ha persistido. Albert Einstein dijo que lo importante no era ser muy inteligente, simplemente bastaba con no dejar nunca de hacerse preguntas.

La lógica, el razonamiento, son la llave de la mejor herramienta que poseemos como humanos para comprender el Mundo: La Ciencia. No creemos en la ciencia, creemos en nosotros, y la ciencia es un reflejo de lo que somos. Somos racionales. No dar por cierto nada que no pueda ser demostrado, y comprobado, una y otra vez. Eso es la Ciencia. Y es a través de ella como hemos crecido. Del mismo modo que un adulto se convierte en tal porque deja de mirar hacia arriba haciendo preguntas, y pasa a mirar hacia abajo, dando respuestas.

Zeus, Júpiter, Odín, Thor, Hera, Gea, Dios, Jehová, Visnú... son sólo el rayo, el trueno, la aurora boreal, la Tierra... No fuimos creados por los dioses. Los dioses fueron creados por nosotros.
Preciosos cuentos de niños.

4 comentarios:

Ayla dijo...

No se me ocurre otra cosa que acabar la lectura con un ¡TOMA YA!, acompañando la exclamación con una reverencia y un movimiento gracioso del sombrero (¿lo estás visualizando?) Aparte de lo interesante de la exposición, añadiremos el mérito que tiene una entrada de este calibre un DOMINGO de MADRUGADA. ¿Todavía te duran los efectos de la cena del viernes?
No tengo nada que rebatir, sólo esperar a la próxima.
Que me ha gustado, leche, muy instructiva.
Un besiño.

el turista accidental dijo...

Muy, muy agradecido. Por el kit kat, y por el aprecio.
En realidad, sólo pongo mis palabras al pensamiento de otro, que en su día lo compartió conmigo, con todos:

Carl Edward Sagan (9 de noviembre de 1934 — 20 de diciembre de 1996, popular astrónomo y divulgador científico de Estados Unidos. Fue pionero en campos como la exobiología y promotor del proyecto SETI (literalmente Búsqueda de inteligencia extraterrestre). Conocido por el gran público por la serie para la televisión de Cosmos: Un viaje personal, presentada por él mismo y escrita junto con su tercera y última esposa, la científica Ann Druyan (también estuvo casado con la prestigiosa bióloga Lynn Margulis). Fue titular de la cátedra de astronomía y ciencias del espacio de la Universidad Cornell en Estados Unidos.
Somos el medio para que el Cosmos se conozca a sí mismo.
Carl Sagan, (Cosmos: Un viaje personal).

Ramón Sola dijo...

Hola, descubrí este blog a través de los enlaces de otro y es la primera vez que escribo un comentario. Me ha gustado mucho la entrada.

Sólo quería comentar que la palabra teoría tiene en las ciencias una interpretación diferente a la del lenguaje usual. Una teoría científica está respaldada por multitud de razonamientos, observaciones y experimentos; puede que no sea definitiva pero al menos hasta cierto punto es sólida y consistente con la realidad.

En esta entrada en Escolar.net se aclaran algunos conceptos relacionados: Hecho, teoría, hipótesis, ley

el turista accidental dijo...

Genial! Muchísimas gracias, Ramón. Agradezco todas las precisiones científicas que podais aportarme. Creo que es fundamental dejar claro que las palabras que utilizamos signifiquen lo mismo para todos los interlocutores.