domingo, 1 de febrero de 2009

La gente está zumbada*... ... ¿La gente está zumbada?... ... ¡¡La gente está zumbada!!

¡¡Qué fortuna!! ¡¡Qué don!! Vivir esta época que me ha tocado... ¡Albricias! Juasjuasjuas.

Perdonadme, a los que os dé por leer esta entrada, por tanto entusiasmo sarcástico. Es que me puede el asombro por todo lo que se despliega ante mis ojos en el universo blog.
Me ha hecho pensar, y mucho. No sé ni por dónde empezar. Se me ocurre que por lo de la mística:

Estuve pensando en que no inventamos el surrealismo, pero somos unos maestros en ello. Podemos estar orgullosos de nuestra cantera inagotable de monstruitos y atracciones de feria de los que hoy día tanto provecho saben sacar las televisiones privadas.

Ahora, como inventores, de lo mejorcito que nos ha salido es la mística y la ascética. Y hombre, no es que San Juan de la Cruz, Santa Teresa ni Fray Luis de León hayan sido moco de pavo. Pero, honestamente, donde esté un buen blog llamado "Sidérea Fluctuación de Eones", o "Universo de Plenitud Lunar", "Armonía Sebácea", "Desde la Orilla de mi Percepción Extrasensorial Cósmica", "Cíclopes Miopes" o "Loto Errante sobre Fondue de Salmón", quítame allá esos vivo sin vivir en mí, ni qué quedeme y olvideme/ la frente recliné sobre el amado, ni qué ocho cuartos! ¿No somos el país de Karina? Pues que se note. H&S naufraga.




Un poquito de por favor.
Sé de corazón de la necesidad que tenemos las personas de convertirnos en personajes para poder aceptarnos por completo. Sé del valor que tiene un blog como una nueva herramienta para ser libres, para expresarnos libremente... a cara tapada. Sé de lo ideal que resulta un blog para que podamos ser lo que querríamos, y no lo que por desgracia acabamos siendo a los ojos ajenos... o sea, lo que parecemos, pero ni siquiera somos.

Pero seamos justos. Paremos un momento el carro y hablemos un poco sin careta. Por ejemplo, a ver, tú, "Enigma del Congrio Errante", cuyo nombre es Marta Núñez Corregidor, auxiliar administrativa en una empresa de embalajes reciclables. Me pregunto ¿dónde, y cuándo, fue exactamente que la vida te decepcionó de tal manera que necesitaste el primer chute de mística?

No sé. Será esto lo que llaman "alienarse". La realidad es un asco, y entre engrosar la lista que nos convierte en el primer consumidor mundial de cocaína o construirnos un mundo aparte, demos gracias a Microsoft (ummm... ¿tengo que pagar por poner Su Nombre aquí?) por inventar el blog que nos mantiene lejos de la muerte blanca. ¡Hasta podemos ser artistas!
¡¡Tiembla, SGAE!!

He visitado unos cuantos blogs desde que me decidí a tener una vida paralela a "la otra". Y estoy entre fascinado y espantado de los niveles de "misticismo" que pueden alcanzarse entre entradas y comentarios. De estos últimos, los que más me fascinan y me espantan son los que adoran, reverencian, veneran, endiosan, camelan, pelotean descaradamente, en fin.

En los blogs, más o menos místicos, he encontrado (y juro que no me tengo por Gulliver ni similar) una necesidad hasta delirante de aceptación, de sentimiento de inclusión y pertenencia, complejos de culpa e inferioridad a mansalva, complejos de salvador camuflados con presuntos salones de té del reino de los testigos... personas actuando como ovejas en rebaño, corifeos... y siento que es como un océano de males de cabeza, caladero inagotable para psicólog@s, sociólog@s, antropólog@s .... y demás estudios@s del comportamiento humano, individual y en grupo.

Y pienso ¿encajo en alguno de esos males? Seguro! Pero ¿tengo que encajar necesariamente en alguno? ¿no es posible que haya algo positivo en el universo blog?

Me parece que cuanto más místico, menos probable.


* TM used by permission copyright si-me-quereis-irse!!!.com

7 comentarios:

Majo dijo...

Corriendo el riesgo de ser "palmera" -dícese de cada uno de los componentes de los coros que dan palmas en los cuadros flamencos o, interneteramente hablando, a los que sólamente entran a comentar para aplaudir, sin dejar nada más, ni una triste aportación, y cuya actitud muchas veces me hace dudar de si realmente han leído la entrada, o ya directamente entran, dejan el aplauso y a otra cosa, mariposa-, tengo que aplaudirte hoy, Espejo.

Leí en una revista que Internet nos permitía potenciar toda nuestra creatividad, y por tanto era muy positivo, ya que estaban saliendo muchos talentos ocultos, que hasta ahora escribían para sí mismos y sin posibilidad alguna de que alguien los leyera (quizás su entorno más íntimo, pero la mayoría de veces ni eso)

Una herramienta tan poderosa, con unas posibilidades tan extraordinarias, en ocasiones ha caído en el peligro de potenciar excesivamente egos maltrechos.

Y así, personas mediocres (como nosotros, por ej.), ven ante sí infinitas posibilidades de ser leídos, y no sólo eso, sino idolatrados y hasta tomados por gurús. Ahi es donde veo yo lo triste, y siguiendo con mi costumbre de usar frases ajenas, se me ocurre ésta:

"No eres más porque te alaben, ni menos porque te vituperen. Lo que eres, eres" (Tomás de kempis)

Y a todo ésto, dos cositas, ejem, ejem:

1- Yo necesito el misticismo en ocasiones de introspección.

2- Quizás llamen a tu puerta y sea Ramoncín con una factura de mi parte por unos derechos de autor...:P

Rosa dijo...

Bueno, el mundo blog, y en un contexto más amplio el mundo ciberespacial no es más que el reflejo de ese otro mundo donde ambos se encuentran, nuestro mundo, de mierda, pero nuestro. El que hacemos, el que mantenemos, el que consentimos, el que aceptamos...
¿Qué hay mucha mística, mucha necesidad de autoafirmación, de reconocimiento, de exhibición, de endiosamiento......?. Sí, claro. Raro sería que no fuese así, ¿no?. Deseable, pero raro.
Te preguntas si no es posible que haya algo positivo en el universo blog, pues sí, yo creo que sí. ¿Qué?. Pues eso ya depende de las exigencias de cada uno. Elegimos, del mismo modo que elegimos crear un blog, por las razones que fuesen.
Besos.

A través del espejo dijo...

Gracias por las aportaciones. Y sobre Ramoncín, que se ponga a correr, que yo me voy para Pernambuco...

Perséfone dijo...

Donde mejro encaja cada uno es en su propio espacio ¿no?

En el fondo todo eso que has descrito no es más quela viva imagen del ser humano, se muva en el espacio en que se mueva.

O eso creo, vaya...

Un besote.

AntWaters Daza dijo...

Los místicos, los que se creen que por juntas palabras, aún haciéndolo bien, eso significa la confirmación oculta para el mundo de que son genios.

Lo genial es ser señora de la limpieza, o cajera, y tampoco eso creérselo.

El otro día leía una entrevista, creo que era la última que le hizo el loco de la colina, a la Jurado, y decía: "mi madre siempre me decía: Rocío disfruta, pero no te lo creas que las madres siguen pariendo y soltando prodigios al mundo".

Porque cuando no eres tú sino tú intentando mostrarte como se supone que eres por el grupo al que perteneces, o peor, al que querrías pertenecer... puuufff.

Yo estoy con lo que dice Majo, sobre la necesidad de crear, de conocer a otras personas y seguir creando en contacto con sus voces, vivas o muertas, otras cosas...

Otra cosa me recuerda siempre a esos raperos que escriben una canción y al terminar de oírla a uno solo le queda claro, y a veces ni eso, el nombre del grupo :), o que el grupo tal va a decir no sé qué cosa que resquebrajará el mundo de parte a parte :) :)

Abrazos in the house, ey, ey, baby baby baby :)!

Cris dijo...

Entré hace poco en este mundo paralelo y uso el blog como tú dices para compensar un poco las veces en las que no puedo ser yo misma en la vida real. No me ha dado nunca por el misticismo, más bien peco un poco de revolcarme en lo terrenal y convertirlo en un juego. Pero me parece muy bien que cada uno lo use para lo que quiera mientras sus delirios no dañen a otros. Todo el mundo tiene sus historias y el blog es una herramienta increible para expresarse: puedes hablar de cosas que no te atreverías a contar en persona y hace llegar tu voz a todo el mundo. Seguro que, entre todo el mundo, te lee alguien que esté igual de loco que tú. Pensar que alguien te comprende supongo que es bonito, no?.
Pues eso.

Por cierto, había pasado por aquí alguna otra vez porque me había llamado la atención algún comentario tuyo en el blog de Rosa, pero nunca había dejado rastro.

Un beso!
Besos.

A través del espejo dijo...

"puedes hablar de cosas que no te atreverías a contar en persona"

Claro, Cris (a todo esto, bienvenida). Una de esas cosas de las que podemos hablar es de ese misticismo que, yo creo que acertadamente, Majo ha mencionado en su comentario, queda en nuestra intimidad... en una privacidad que el blog convierte en pública... perooo!:

Más allá del juego de intrigas y seducciones, del juego del escondite en que convertimos nuestra identidad mediante un blog, es en ese misticismo donde yo veo algo muchas veces trágico. Me explico:

Comparto la expresión de Rosa de que el blog es un reflejo del mundo real, de nuestra realidad, de la de cada uno. Por tanto, cuanto más místico, más alejado de lo real... y es ahí donde yo no me paro, y sigo, y me pregunto "por qué", y "para qué"... y siempre es por rechazo de lo real, de lo cotidiano.

Sé que no descubro que el mar es profundo, es sólo que en esta entrada expreso lo profundo que me parece. Y esa inmensidad es la que me asombra... ummm... ¿me estaré poniendo místico con estas metáforas? jeje. Si es que no somos nada!